Lío, lío que yo no he sido


Llamo a María Paquetes porque me reclaman unas muestras que se supone que se enviaron en Enero.
—Hola Mari Pack, ¿me puedes mirar qué día se mandaron las muestras a POM?
—Ahora te lo digo.
Al rato me llama.
—Pues oye, no se han mandado porque en el mail que me pasaste decías ”dirección pendiente”.
—Ya, pero al día siguiente, el 16, te mandé otro mail con la dirección.
—Yo el día 16 tengo uno que dice “dirección pendiente”.
—Ese es el del día 15.
—Bueno, sí, 15 ó 16, qué más da….
—Hombre, pues claro que da. ¡Son dos mails distintos!
—¿Y tú estás segura de que me lo mandaste, el del 16? ¿Lo tienes ahí?
—Pues claro que lo tengo aquí, en la pantalla delante de mis ojos está, claro y diáfano.
—Ah pues no sé, voy a buscar de nuevo. Día 15, este no, este no, este no, a ver, día 16, eh… oye, ¿es uno que empieza por dieciséis mil quinientos ochenta y cuatro?
—¿Eing? Pues no. Es uno que dice “Te paso la dirección de envío que faltaba”.
—A ver… Aquí veo uno que dice “Te paso la dirección de envío que faltaba, calle no sé qué, Nueva York”, pero no sé si es el que tú dices.
(Suspiro…) Pues sí, Mari Pack, es justo ese.
—Vale, vale. Pues ya las mando eh, es que no lo había visto.
—De acuerdo, no pasa nada. Paso el aviso de que las mandas hoy.
—Sí, sí, esta tarde lo hago. Es que antes no pude, porque como me dijiste pendiente, pues claro, no las podía mandar.

¡¡¡OLÉ TUS HUEVOS!!!!

2 comentarios:

  1. Yo la asesino. Ahí mismo. En serio.

    ResponderEliminar
  2. Jaja, a punto estuve de estrangularla pero por teléfono es difícil!!

    ResponderEliminar